El salto de Darwin ©Esmeralda Martín  (3)

El salto de Darwin, una obra que se estrenó el 10 de diciebre en la Naves del Español en el emblemático Matadero de Madrid y que permanecerá hasta el 17 de eneroviene a alertarnos de que la condición humana puede en cualquier instante regresar como especie a un estado animal. En las road movie los personajes siempre parten de sus casas buscando un mundo mejor –una tierra prometida–, para construir una vida mejor: a esto mismo nos invita El salto de Darwin.

52a.EL SALTO DE DARWIN ©Esmeralda Martin (4)

El salto de Darwin sucede el segundo fin de semana del mes de junio de 1982, durante el cual se libra la última batalla de la Guerra de las Malvinas, que culmina con la rendición del 14 de junio. Toda la acción se desarrolla en distintos paisajes de la Ruta Nacional N°40, que recorre Argentina de norte a sur. Cada una de las escenas transcurre en torno a un Ford Falcon del año 1971, en el cual el Padre, la Madre, la Hija y su Novio atraviesan el país para esparcir las cenizas del hijo recientemente asesinado en la batalla que ha tenido lugar en la localidad de Puerto Darwin.

Estreno-El-salto-de-Darwin-4

Dicho Ford Falcon remolca una pequeña caravana con capacidad para cuatro personas, sobre cuyo techo es posible ver al Espectro del Hijo Muerto que, con su guitarra eléctrica, entona diferentes temas musicales de los años 80. Cada vez que lo hace -y a medida que la ruta se aproxima al sur-, un viento suave empieza a levantarse. El mismo viento que viene de Beirut, Saigón, Bagdad, Kabul, Kosovo, Troya… El mismo viento que finalmente terminará trayendo una vez más a Kassandra.

El-salto-de-Darwin-1170x630_6

“Saber entonces que este texto que significa mi reconciliación con mi lengua materna va a ser representado en Madrid, que es el lugar geopolítico por excelencia de este hermoso idioma, es para mí algo profundamente conmovedor. El español es la única lengua en donde la palabra paz tiene como última letra aquella letra que cierra todos los alfabetos: nuestra lengua ha comprendido a la perfección que la paz es lo único que cierra y pone un fin definitivo al horror que es la guerra. Seguramente es por eso que esta obra solo la podía escribir en esta lengua” el director Sergio Blanco, acerca de la trama. “Salto. Quiero seguir saltando. Desde todos los lugares posibles, de todas las maneras que puedo y pueda ofrecer. Apuesto por la teoría de Darwin, toda mi vida he creído en ella. Por eso hoy aporto El salto de Darwin, de Sergio Blanco”.

52a.ELSALTODEDARWIN(C)EsmeraldaMartin(14)-U07471575134Azt-620x349@abc

“Esta road teatro que nos lleva de la comedia a la tragedia, que nos enseña la ingenuidad y la perversidad humana, de lo más conmovedor a lo más detestable del ser humano, me atraviesa de tal manera y me conmueve tanto, que siento la necesidad de montarla. Me interesa todo lo que de ella rezuma, el estudio que su autor hace de los porqués de la guerra, que empieza como un juego y que se va pervirtiendo o que ya estaría en nosotros, en esos animales llamados humanos. Al mismo tiempo, se desarrolla una petición de paz con sus saltos, con su ternura, con sus detalles, con su amor por la diferencia, con la compasión y el entendimiento hacia el otro, con un deseo muy concreto de evolución del ser humano. Que esa evolución sea hacia el salto de Darwin. Eso es lo que me hace apostar firmemente por esta completa, lúcida y apasionante obra”.

El-salto-de-Darwin

Y es que esta obra cargada de un realismo poético que moviliza sensaciones y pone al descubierto las pasiones humanas e ideas sobre la familia, el amor, el deseo, la reflexión sobre la existencia del ser humano o el descubrimiento de uno mismo y su entorno. Además permite al espectador no quedarse inerte y sacar a golpes lo que lleva dentro, haciendo de espejo y mostrando realidades muy personales que cada asistente tiene sobre la butaca roja de la sala.

52a.EL-SALTO-DE-DARWIN-©Esmeralda-Martin-11

Humor y dolor atraviesan los personajes sin avisar. En un minuto pasamos de la risa al llanto, porque el tiempo es y no es, no existe, es siempre. Porque la Guerra ha sido siempre. Porque la Paz es siempre”, comenta Natalia Menéndez.

ElSaltoDeDarwin-U12480336385zvZ-620x349@abc

Esta tragicomedia con un elenco de 10 y un diseño de luces y escenografía sublime permanecerá en el Matadero para mostrar que siempre se vuelve al punto de partida, al hogar, al círculo cómodo del ser.

52a.EL SALTO DE DARWIN ©Esmeralda Martin (3)

Una coproducción del Teatro Español y Entrecajas en colaboración con el Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid.

Entradas ya a la venta AQUÍ 

Comentarios

Comentarios