4 días de moda: desfiles, it girls, bloggers, algún que otro cuadro y mucha fiesta. Así es como se presentaba la 080, semana de la moda de Barcelona, centro de congregación de todos los fashionistas de la ciudad. Como en cada edición –o en casi todas– la localitzación cambió, en este caso le tocó al Museo Marítimo, al lado del mar, bien ahí de frío… Así que nada, nos pusimos nuestras mochilas de Dora The Explorer y a la aventura.

Empezamos con un lunes ya bien cargadito: Brain and Beast, quienes no defraudaron para nada con sus características excentridades –esta vez con perros y pallasos de esos diabólicos–, y paseando a la Didi Maquiabelli más diva. Mango para acabar el día, con toda la farándula, pues… bueno, bien… Lo mejor fue, obviamente, la fiesta de después del desfile, y el pelotazo con el que nos fuimos… también.

Día 2, día de los niños. La jornada empezó con dos defiles donde los más peques fueron los protagonistas: CND by Cóndor y Bóboli, donde salieron patinando con todo el rollazo. A las niñas se les caía la baba, en serio, muy. Luego Miriam Ponsa, con unos cortes y confecciones muy logrados en telas y colores totalmente invernales como la lana. Lástima de los últimos looks con las cajas de la panadería… Y TCN, vale pibones y punto, lencería de la cara, pero mona, oye. A la tarde esperábamos el homenaje de la vida a Sita Murt teniendo en cuenta la reciente muerte de la diseñadora, pero na de na, bueno sí, una triste frase de la señora proyectada en la pasarela, ok. Los diseños no mataron, tampoco. Después teníamos Desigual, el desfile más hippie happy de toda la semana. Modelos aplaudiendo y niñatas gritando a más no poder a los de la pasarela, en fín. Una vez más, el cocktail dio bastante de sí.

Mitad de semana y lo mejor de lo mejorcito, como siempre suele ser, Krizia Robustella, que presentó una colección de lo más kawaii, mazo japo. Colores pastel, ositos amorosos y mochilas rositas rollo Michellin. Daban ganas de saltar a la pasarela y abrazarlos a todos. Yerse, Manuel Bolaño, Custo…

Y ya el último día impacientes por ver el desfile de Punto Blanco, más que nada por alegrar un poco la vista, sabes? Martín Maldonado lo petó, estudiante de IED que presentó su colección en Modafad. Colores muy orgánicos así como los materiales utilizados –fieltro y neopreno con estampados de aire campestre. Así es como se cerró otra edición que nos dejó con ganas de más. A la espera del veranito…

Comentarios

Comentarios