Esta vez mucho más animada.

Nos remontamos a esos relojes con los que aprendimos a dar la hora. Caracterizándose por la línea vintage tan común en ellos, la marca en su página web define estos divertidos artilugios como“modelos divertidos, únicos y a veces ridículos”, curiosa estrategia de marketing.

Está claro que no hay espacio alguno en la papelera para los objetos o las ropas que caracterizaron nuestro pasado.

La explosión de color es la seña de identidad de estos antiguos relojes que ahora se reinventan.

La segunda era del reloj casio ya ha muerto, ahora le damos la bienvenida a los dibujos animados y las mezclas de color.

Comentarios

Comentarios