IMG-2248

Absolut Vodka dio ayer el pistoletazo de salida a  su Absolut Creative Competition con un evento que reunió a artistas, prensa y a amantes del arte y la comunicación para charlar sobre el arte contemporáneo en la actualidad y su posición en las redes sociales. Eloy Martínez de la Pera, Curator & Art Ambassador de Absolut Vodka, Óscar García, director de la Plataforma de Arte Contemporáneo, Elena Urucatu, artista y diseñadora y Enrique del Río, CEO y Fundador de WeCollect protagonizaron la charla sobre la contemporaneidad del arte contemporáneo.

IMG-2252

La Absolut Creative Competition es una convocatoria a todos los que sienten el Arte como artistas para tomar el relevo de aquellos creadores que han diseñado las campañas de Absolut desde sus inicios cuando empezaron a contar con artistas rompedores como Warhol. La campaña para la que se elegirá el diseño se podrá ver en los lugares más emblemáticos: desde la Plaza de Callao, hasta Times Square, pasando por Picadilly Circus.

La charla giró en torno a lo políticamente correcto en el Arte, la censura y la autocensura. Elena Urucatu, como diseñadora y artista tenía claro que ella, obviamente, quiere provocar algo con sus obras, transgredir, romper con lo establecido. El problema es la autocensura de muchos artistas sujetos a prácticas culturales subvencionadas que no se atreven a sentirse 100% libres en su arte.

IMG-2247

Con los #AreYouNext y #AbsolutCompetition, el equipo de Absolut quiere promover su iniciativa en RRSS, un espacio donde también hay censura y sobre lo que también se discutió. Instagram, sin ir más lejos, censura pezones, de ahí que los artistas se tengan que contener a la hora de crear si quieren difundir su obra a través de esta red social. De hecho, cualquier usuario puede denunciar cierto contenido por considerarlo ofensivo.

Óscar García destacó también que, en estos últimos años, se están descolgando cuadros icónicos de los museos más importantes del mundo porque se consideran apología a la violación o al abuso infantil: “el problema es que miramos estas obras con el prisma actual y hay que mirarlas con el prisma de la época”.

Para finalizar, Enrique del Río quiso destacar sobre el mercado actual que sí, la censura es real, pero que también el mercado algunas veces premia la transgresión, aunque también en otras ocasiones hace todo lo contrario.

Comentarios

Comentarios