DSC_0121

El Teatro Capitol, una vez más, se ha llenado con los mejores actores españoles, esta vez quienes han atraído los flashes de las cámaras ha sido el reparto de La Tribu, la nueva película protagonizada por Carmen Machi y Paco León, una historia que materializa el GIRL POWER en el baile y la fuerza de las MAMÁS (con mayúsculas).

DSC_0117

Y como en toda alfombra digna de fotografiar, no han faltado looks dignos de destacar:desde total black, clásico pero acertado de Carmen Machi, hasta looks algo más atrevidos como el de Maite Sandoval, mezclando rojo y rosa o el de Maribel del Pino, que ha sido la encargada de poner la guinda a la premier con un precioso body transparente con pedrería. Y no nos olvidemos de Paco León, que con tan solo un pañuelo al cuello, hizo del clásico traje una reinvención más casual.

DSC_0105

DSC_0110

Y, como dice el título, esta película es muy GIRL POWER. Aprovechando la histórica manifestación del #8M, entrevistamos a Carmen Machi, la MAMI, con mayúsculas, de la película. En La Tribu encarna a Virginia, limpiadora de profesión y “streetdancer” vocacional, que trata de recuperar al hijo, encarnado por Paco León, que dio en adopción cuando ella a penas tenía 16 años. Virginia, junto a sus compañeras, formarán el grupo de “las mamis” y se dará cuenta que, a pesar de que ella y su hijo forman parte de mundos diferentes, ambos llevan el ritmo en la sangre.

“Yo que no soy mamá, cada vez me parecen más heroínas las madres, cada vez me rindo más a sus pies. Lo tengan fácil o lo tengan difícil porque ser hijo es fácil, pero ser madre debe ser tremendamente complicado. Yo solo he sido hija y para mí, lo que representa la maternidad es tan enorme… que caben muchas cosas. Sobre todo algo que tiene que ver con la generosidad, con la falta de egoísmo: en cuanto a que se para el mundo ante un hijo, eso me parece enorme”.

Para la actriz, MADRES, con mayúsculas, son aquellas que se dedican tiempo para ellas mismas, un tiempo que es fundamental. Mamás que de repente rompen con el reloj del día, que se están dedicando todo el día a los hijos, a los maridos y que no se dedican nada a ellas mismas. En la película, decía Carmen, “las mamis” deciden que hasta aquí han llegado, se ponen las mayas y se ponen a bailar hip-hop, “olé, tú”. 

Y aunque su personaje es muy bailongo, Carmen confesó que a ella no le salía bailar sola en casa, sí de manera profesional como su formación de actriz lo requiere, pero en casa se reserva los bailes. Aunque tambiénadmitió que, lo más divertido del rodaje era eso, ir a rodar aunque fueran 14 horas diarias durante 2 meses.

Por último, Carmen Machi nos dejó un importante mensaje para todas las MAMÁS, hijas, abuelas, soñadoras y, en definitiva, mujeres empoderadas: “el mensaje que quiero dar es que es una cuestión de espíritu, de ganas, el que tiene ganas además vive con las ganas, se levanta por la mañana con las ganas de ir a por lo que tú quieres, con eso basta. A veces cuando se consiguen las cosas se deja de tener interés por ellas: tiene que ver mucho con querer estar de pie, con querer caminar, con querer tener la voluntad de hacer algo. Mi consejo es que no pierdas la voluntad y las ganas y la necesidad de hacerlo.

Comentarios

Comentarios