Manda hue… (Inserte aquí cualquier término degradante que plazca) comerse una banana en público. Nunca antes me había abofeteado tanto la realidad como esta mañana. El sol brillaba, los pajaritos hacían gorgoritos a lo Pavorotti y todo era tralalalaah rosa y flamingos… Hasta que extraje del interior de mi bolso algo largo, blando y…. Amarillo. (Ha! Con largo y blando ya empezabais a sudar).

Era una simple banana de mierda. Probablemente penséis: Esta tía delira….. HAZ LA PRUEBA. Si eres fémina y te comes un plátano gustosamente (los ruiditos de placer a lo anuncio de Herbal Essence mejor nos los guardamos para otro momento) en medio del tren, lees la curiosidad inquieta en los ojos de tus espectadores. Caras de inquisición, que no entienden o les da coraje que uuuuna chiiiica se coooooma un pláaaaAAAAaaaaatano (lo de las largas sílabas parecía buena idea hasta que dejó de serlo.)

Jesus christ. It ain’t no biggie. Sea como sea, hay plan B. Si molesta la silueta sinuosa de la banana, cortemos por lo sano. Triturémosla! Con algo de miel, crema de cacahuete y… BAM….. nice n’ smoothie.

 

Ingredientes:

2 Plátanos

1 cucharada de Miel

3 cucharadas de Crema de Cacahuete

1/2 vaso de Leche (yo he usado Leche de Soja)

2 Cubitos de Hielo

Canela (en polvo)

 

Receta:

 

Enjoy!

 

By: www.godsavethekeic.wordpress.com

Comentarios

Comentarios