La rutina de skincare coreana ha marcado un antes y un después en nuestra vida. Ahora ya no podemos vivir sin la doble limpieza, exfoliación, hidratación o protección solar. Hemos conseguido (por fin) interiorizar la rutina diaria y no hay nada que pueda evitarlo.

El camino hasta aquí no ha sido fácil, ni siquiera nos damos por vencidas en cuanto a los productos que usamos y es que el mundo de la belleza no para de avanzar y cada día hay productos con mayores beneficios para la piel.

Uno de los últimos activos que se ha puesto de moda es el carbón de bambú, un fabuloso ingrediente que ayuda a limpiar la piel y a combatir el acné. Un ingrediente de origen chino que entre sus múltiples cualidades destaca la limpieza y exfoliación de la piel, evitando la obstrucción de los poros y consiguiendo una piel más luminosa.

Usar carbón de bambú es mucho más fácil y rápido de lo que parece y te ayudará a conseguir una piel perfecta regenerando las células de tu dermis, combatiendo los signos de envejecimiento y desintoxicando la piel. Pero, ¿cómo usarlo?

Uno de sus usos más frecuentes se encuentra en esponjas o toallas faciales que para limpiar y exfoliar la piel. Ya que tienen una función limpiadora, sirven como desmaquillante, aunque lo ideal sería retirarlo previamente para que así actúen principalmente sobre las impurezas o el exceso de sebo del rostro en las pieles con tendencia acneica, las más beneficiadas de este activo natural.

Además, gracias a su formato, es perfecta para masajear la piel y estimular la circulación, regenerando así la piel sin irritarla.

Las esponjas faciales de la firma española You Are The Princess con carbón de bambú pueden usarse solas o aplicando un poco de gel limpiador para facilitar el proceso y distribuir mejor el producto.

La esponja Konjac está pensada para ser aplicada por todo el cuerpo con una gran acción exfoliante para las pieles con tendencia acneica. Un indispensable para una buena limpieza del cuerpo, al que a veces no le prestamos tanta atención como al rostro.

También pensada para utilizar por todo el cuerpo y conseguir ese efecto peeling, tenemos la esponja Mini Konjac Carbón de Bambú. Perfecta para pieles atópicas e hipersensibles limpiando profundamente los poros de la piel y absorbiendo todo el exceso de grasa y toxinas que podamos tener.

Esponja Mini Konjac Carbón de Bambú de You Are Th Princess. PVP: 1,99€

Para el rostro, la firma ofrece en Primor, su principal distribuidor, otra de sus esponjas de carbón de bambú, el modelo Gota. Humedece la esponja hasta que ablande y vete masajeando el rostro en movimientos circulares, especialmente en la zona T para eliminar las impurezas. Una esponja de uso diario que dura hasta 3 meses y ayuda a regular el Ph natural de la piel.

Una opción perfecta para ir de viaje y llevar en la maleta sin ocupar mucho espacio es una toalla facial que te permita eliminar el maquillaje, limpiar y exfoliar la piel, todo con un solo producto. Además, es 100% vegana.

Toalla Facial Konjac Carbón de Bambú de You Are The Princess. PVP: 4,95 €)

Ahora que has descubierto todo lo que el carbón de bambú puede hacer por ti, ¿podrás resistirte a él?

 

Comentarios

Comentarios