Choupette era una blanca gatita normal, vivía en casa de su amo, el modelo Baptiste Giacobini y tenía todos los mimos que qualquier gato puede desear.

Lo que no sabía era que aquellas dos semanas que Giacobini estuvo de vacaciones, le cambiaría la vida.

Giacobini dejó a cargo de Karl Lagerfeld su gatita, para que la cuidara durante  su estancia fuera, y Karl se enamoró totalmente de ese animalito. No tardó en ser su musa, su inspiración y como él mismo  afirma, “si pudiera, me casaría con ella”. Y así fue como Choupette, pasó de ser una gatita mimada a una reina de la moda. Actualmente tiene dos sirvientas, una para la noche y una para el día, que apuntan en el Diario de Choupette  para que Karl no se pierda ni un detalle de lo que hace su pequeña musa cuando el Kaiser está fuera.

Además de todo esto, la musa de Chanel ya ha protagonizado algunas de las sesiones de fotos en blanco y negro con su amo y con la modelo Laetizia Casta, su ex amo Baptiste Giabiconi y, por supuesto, con su querido amo Karl. Además de ser modelo y musa, también es twittera e instagramer, con 18K en instagram y casi 39000 followers en twitter. Y es que Choupette tiene su propia tablet para entretener-se cuando se aburre.

La pequeña Choupette ha cambiado por completo a Karl, dice que ” Choupette hace que sea una persona más agradable” así que vemos que el Kaiser también tiene sentimientos y no es tan frío como todos pensábamos.  La insìración gatuna llegó a manos de Lagerfeld en Navidades de 2011, y actualmente ya ha servido para crear un bolso, que además, lleva su nombre.

Y por si aún quieres saber más, ya se ha abierto un artículo sobre la divina gatita enWikipedia, y próximamente va a sacar un libro.

Así que ya sabéis, si tenéis alguna mascota podéis hacerle instagram pasaros el día haciendole fotos y esperar hasta tener miles de K en instagram para que se haga famosa.

Comentarios

Comentarios