Coordinar fast food con moda es posible. Aunque no lo creas o no lo parezca, así o ha hecho Kelsey McClellan. Esta fotógrafa ha conseguido convertirse en viral gracias a esta curiosa (y preciosa) serie de fotografías.

A través de la combinación de prensas y looks monocromáticos (que siempre son un acierto, ojalá nosotros pudiésemos vestir siempre de un solo color), y la comida rápida, ha sido capaz de aunar belleza, estética y vanguardia.

Coordinar comida grasienta y, a priori, asquerosa, con moda de alta costura, nunca había tan guay, ¿eh?

Comentarios

Comentarios