Cada día nos quedamos más anonadados con los chinos. No solo pretenden dominar el mundo, sino que también son los reyes del mambo intentando copiar una marca o anunciando la apertura de un nuevo establecimiento. He de admitir que después de echar un vistazo a estas perlitas son aún más mis ídolos:

¡Hay que echarle cara a la vida señores!

Posdata: me habría encantado poneros una foto de mi camiseta de “Cucca” (Pucca) que lucía orgullosa cuando era niña, pero prefiero mantenerla en el anonimato y que no me perdáis el respeto.

Comentarios

Comentarios