Si creías que los peluches eran cosa de niños ¡te equivocas!

La artista y diseñadora Patricia Weller crea estos peluches en los que puedes ver que son de todo menos adorables.

Sangre, miembros amputados, tijeras y cuchillos aparecen con personajes tan tiernos como Winnie the Pooh o Bugs Bunny.

Una combinación muy irónica gracias al material, blando y tejido a mano, que contrasta con el oscuro y retorcido mensaje.

¿Cuál tendrías en casa?

Comentarios

Comentarios