La madrugada del 28 de junio de 1969 marcaría un antes y después en la lucha por los derechos del colectivo homosexual a nivel mundial, gracias a los disturbios acaecidos en el club nocturno Stonewall Inn, en el barrio neoyorquino de Greenwich Village. Este año se cumple el 45 aniversario de aquel suceso y la lucha continua. En LeGarageTV te lanzamos una batería de artistas cuyos trabajos se presentan como grito de liberación y deseo de abolición del heteronormativismo, porque no solo con carrozas y resacas se reivindica el colectivo.

Desde Berlín llegan los retratos de Martina Minette Dreier, joven artista que toma como eje central de sus trabajos la reflexión sobre los roles impuestos al sujeto individual por parte de la sociedad y el normativismo cultural. Estableciendo un fuerte dialogo entre la identidad sexual, biológica y mental. Sus personajes se encuentran inmersos en procesos de reasignación de sexo o simplemente forman parte de un juego transformista, ya sea por diversión o necesidad la identidad de sus protagonistas es algo decidido en primera persona, de voluntad totalmente individual, espacio privado en el cual nadie debe de tener potestad más que uno mismo. Ser hombre o mujer es lo de menos, lo importante es el mensaje y Minette Dreier lo tiene claro: “Do you believe in gender binarity? Because I don’t.”

Si un tópico ha sido más liberado que nunca gracias al colectivo gay ese ha sido el sexo, de ser tabú a instrumento formal del discurso. Democratización de la intimidad sexual altamente aprovechada por el computo global de la sociedad, un progreso que ha conseguido dejar a un lado lo sucio y pecaminoso para pasar a ser una forma más de expresión y creatividad, nada de lo que avergonzarse y mucho de lo que disfrutar. Claro ejemplo de ello es Naruki Kukita quien nos demuestra como el sexo más mordaz y descarado puede estar cargado de poesía y sutil erotismo.

No podemos eludir en nuestro recorrido por el arte más sexual y reivindicativo el hacer una parada en España, para encontrarnos con los trabajos de los ilustradores Roberto Maján y Luci Gutierrez. Ambos trabajan desde sencillas ilustraciones hasta acuarelas de tratamiento mas complejo, siempre partiendo de una vertiente figurativa que sabe beber del lenguaje comic y la cultura pop  hasta encontrarse con formas cubistas de lo más sugestivas, dibujos cargados de color e ironía en los cuales Maján se recrea en la figura masculina y Luci juega con el ser femenino.

Pero a pesar de situarnos en pleno siglo XXI todavía podemos encontrar numerosos países por todo el globo donde las personas de diferente orientación sexual o simplemente con deseos de expresión son perseguidas, reprimidas e incluso ajusticiadas. Por todos ellos y por nosotros la concienciación ha de continuar y que mejor que cerrar estas lineas con la obra“Queen of Russia” de Peter Ravn.

Comentarios

Comentarios