Elton John ha declarado la guerra contra Dolce&Gabbana y se ha armado una buena.

¿Por qué? La respuesta la tienen unas recientes declaraciones a la revista “Panorama´´ en las que la ex pareja sentimental (Domenico Dolce y Stefano Gabbana) se posicionan a favor de la familia tradicional afirmando que los gays no deberían tener hijos, y ellos como tales asumían ciertos límites con respecto a la paternidad.

El músico respondió en su cuenta de instagram con duras críticas maldiciéndolos y calificando las declaraciones de los modistos de pensamiento arcaico. Termina llamando al boicot en contra de la marca con el hashtag #BOYCCOTDOLCE&GABBANA

A lo que Stefanno Gabbanoo responde riéndose de la situación y declarando que la opinión es libre y que hacer boicot por pensar distinto es “medieval´´.
Esto ha prendido la mecha y tienen a medio mundo de la moda y multitud de celebrities posicionados en su contra y lidiando una cruzada contra la firma italiana por medio de las redes sociales.

Cada día que pasa nuevas caras se suman a la causa, Ricky Martín, Madonna, Courtney Love, Victoria Beackham, ya han posteado sus críticas en la red.

Y al igual que detractores también han salido en su defensa seis hijos criados por padres homosexuales quienes afirman que todo ser humano tiene un padre y una madre y que eliminar a uno de ellos significa privar al niño de dignidad e igualdad.

La polémica está servida y los tabloides de medio mundo ya se han hecho eco de tan sonada batalla en contra de la homofobia de los diseñadores.

Y por si fuera poco, en medio de tanto revuelo, el precursor de la causa Sir Elton John reaparece de shopping por Los Ángeles con una bolsa de Dolce&Gabbanna.
Si, has leído bien, quien afirmara que nunca más volvería a llevar algo de ellos ha incumplido su promesa.

Así están las cosas bajo el hashtag #BOYCCOTDOLCE&GABBANA: Los famosos dispuestos a quemar las prendas de la firma, los diseñadores sin una pizca de arrepentimiento, un mentiroso Elton John pillado con las manos en la masa y la red echando humo.

¿Cómo continuará? ¿Libertad de expresión o privación de libertad? ¿Activismo en contra de la homofobia o estrategia de marketing?

Comentarios

Comentarios