Con la llegada del buen tiempo, nos surgen muchos planes y viajes con los que disfrutar y desconectar. Eso sí, cuidarnos debe seguir siendo prioritario, y debemos tener en cuenta que el cabello sufre bastante durante los días más calurosos del año: el cloro, la sal del mar y el sol son agentes externos con los que nuestra melena se enfrenta a diario. Por eso, resulta imprescindible apostar por productos y tratamientos que la restauren, le devuelvan la hidratación y la rejuvenezcan, como el bótox capilar.

Lucía Rivera, una de las tops models españolas con más éxito en la actualidad, ha recurrido a los expertos peluqueros de Llongueras para transformar su melena: “Llevaba tiempo queriendo hacerme el tratamiento de bótox para el pelo y estoy encantada. Apenas me tengo que peinar para ir a los castings”, afirma Lucía desde su cuenta de Instagram tras probar el tratamiento en uno de los salones de la capital. Y es que uno de los grandes beneficios del bótox capilar es la capacidad que tiene de desenredar, suavizar el pelo y aportarle mucho brillo. Algo imprescindible para personas como ella que están constantemente sometiendo su pelo a cambios y nuevos peinados debido a su trabajo.

unnamed

Fuente: @luciariveraromero

¿En qué consiste el bótox capilar?

Este tratamiento, disponible en los salones de peluquería de Llongueras, no tiene nada que ver con la toxina botulínica ni se inyecta de ninguna manera en nuestra piel. Alberto Sanguino, experto de la firma, nos explica que el nombre de efecto bótox viene dado por su habilidad de rejuvenecer el cabello: “ el tratamiento se enfoca en los medios y puntas, los cuales sufren mechas, tintes, secador, exposiciones al sol, etc. Ese cabello se ha envejecido y la cutícula se ha abierto. Aquí es donde entra en acción el bótox, dejando esos medios y puntas con la misma calidad que el cabello que está en las raíces. Es decir, recién nacido”. Por eso se le conceptúa, asimismo, como un tratamiento antiedad que le devuelve la juventud al cabello.

Las jeringuillas y viales en los que viene el producto tienen una explicación y es que contienen unos principios activos puros que, al mínimo contacto con el oxígeno, se pueden estropear. “Esos principios, a base de colágeno, aceite de caviar, vitaminas y pantenol, lo que hacen es aportar hidratación y agua -lo primero que el cabello pierde-, sobre todo en las capas más externas. Con estos ingredientes, se rellena la cutícula y se vuelve a tener esa capa de colágeno, de brillo y de flexibilidad que deberían tener siempre. Eso es lo que le da ese efecto más suave al cabello”, nos explica el experto.

El bótox capilar de Llongueras (también disponible en los salones de Franck Provost) es diferente a otros tratamientos  de hidratación, donde los cabellos pierden peso y se queda apelmazados. Alberto Sanguino afirma que “el bótox respeta la textura y la refuerza, sin aportar nada de peso ni modificar la esencia del cabello. Cuando la clienta se hace una coleta, siente que tiene más pelo porque se le ha rellenado todo. Así, otro de susbeneficios es el grosor, un plus muy importante que otros tratamientos de hidratación no tienen”.

1

Fuente: @luciariveraromero

¿A quién va dirigido y cuánto dura?

El tratamiento de efecto bótox está recomendado a aquellos cabellos lisos, finos, sin volumen, apagados, envejecidos y debilitados que quieran devolverle la vida a sus melenas sin sufrir ningún químico o cambio drástico.

Sus resultados son inmediatos, con lo que lo notaremos en cuanto lo llevemos a cabo. En cuanto a su duración, desde Llongueras nos explican que depende de la porosidad y de lo estropeado que esté el cabello. Es importante apostar por champús sin sulfatos o parabenos para que nos limpien el pelo sin arrastrar el producto, pues éste se queda en las capas más externas. También debemos de prescindir de lavarlo en exceso. Así es como conseguiremos potenciar los resultados y conseguir que duren más.

Haz como Lucía Rivera y facilita tu día a día con una melena de diez gracias al bótox capilar de Llongueras.

 

Comentarios

Comentarios