Toda mujer tiene un secreto dentro de su rutina de belleza que, pase lo que pase, no comparte ni con su círculo más íntimo. Puede ser algún producto de belleza fetiche, una fórmula secreta heredada de generación en generación o algún truco doméstico poco conocido. Todo es válido para conseguir una cara perfecta en la que no haya ningún rastro de signos de cansancio o envejecimiento.

Otras, sin embargo, son más partidarias de ponerse en manos de profesionales para mimar su piel con los tratamientos más avanzados y sofisticados. Un método de cuidado que, además de un mayor presupuesto, también exige un tiempo para dedicarse a si misma del que no todas las mujeres disponen.

Si perteneces al grupo que no cuenta con mucho tiempo o dinero para invertir en poner a punto su rostro, Primor nos trae la mejor solución con su amplia gama de mascarillas faciales. Son una de las mejores alternativas cosméticas para el cuidado de la piel porque puedes convertir tu propio baño en una cabina de un centro de estética y disfrutar de sus ventajas en menos de un cuarto de hora. Además su precio es de lo más económico y son súper fáciles de utilizar. ¡Estas mascarillas sí que nos encantan!

Otra de las grandes ventajas de las mascarillas faciales son su especialización. No nos damos cuenta de que nuestra piel tiene distintas necesidades en cada momento. Por ejemplo, después de una semana de mucho estrés y trabajo nuestra piel requiere de un extra de nutrientes pero, si hemos estado tomando el sol, lo que nos pedirá será un aporte extra de hidratación.

Ahora que estamos en pleno verano muchas estaréis terminando de trabajar, otras quizá ya habréis hecho alguna escapadita y otras todavía tendréis que esperar un poco para esas deseadas vacaciones. Sea cual sea tu situación, ha llegado la hora de dedicarte un momento y elegir esa mascarilla que necesites de acuerdo a tu situación. Recuerda:  actúan en sólo 15 minutos y sus resultados son inmejorables.

Mascarilla de burbujas detox

La mascarilla Detox de Beauty Formulas está ideada para aquellas personas que tengan la piel grasa o mixta. Al entrar en contacto con el aire se crean unas burbujas que limpian el exceso de grasa y demás impurezas. Una vez que retiramos la mascarilla de nuestro rostro, la piel se habrá impregnado de un producto que, al masajearlo, creará unas burbujas que limpiarán de manera más profunda nuestra piel.

mascarilla-burbujas-detox-beauty_formulas-1.50e

Mascarilla de burbujas Detox con carbón activado de Beauty Formulas. PVP: 1.50€

Mascarilla a base de mango

La mascarilla facial de mango de la marca Revox es la más apropiada para aquellas personas que cuentan con una piel madura, irritada y seca. Su función principal es reafirmar la piel, alisando las arrugas y las líneas faciales. El ingrediente estrella de su composición es el mango que, gracias a su alto contenido en Vitamina C, favorece la síntesis de colágeno. Otro de sus secretos es que contiene una base de vino helado que produce un efecto lifting tras el cual notaremos la piel más suave y brillante.

mascara-facial-mango-revox-1euro

scara facial de mango de la marca Revox. PVP: 1.00€

Mascarilla con Retinol

La marca W7 nos presenta esta mascarilla compuesta por retinol, ofreciéndonos así todas las propiedades de este activo con el que se logra una piel perfecta al instante. El retinol es un producto muy beneficioso ya que ayuda a mejorar la textura de la piel, cierra poros, regula la producción de grasa e incrementa su hidratación. Por si eso fuera poco, la formula también contiene Ginseng y Vitamina E que ayudan a eliminar las células muertas de la piel.

mascarilla-facial-metalica-retinol-w7-1euro

Mascarilla facial con retinol de la marca W7. PVP: 1.00€

¿Cómo utilizar las mascarillas?

Según los expertos, este es el método más eficaz para preparar la piel antes de utilizar una mascarilla y conseguir aprovechar el 100% de sus resultados.

Comenzaremos limpiando y exfoliando la piel, para ello utilizaremos un exfoliante suave que no dañe nuestro rostro pero que a su vez elimine la piel muerta y active las células. Aplicaremos una fina capa de exfoliantes, masajearemos y eliminaremos el producto con agua fría.

Una vez tengamos la cara limpia, colocaremos la mascarilla y seguiremos las instrucciones que contiene el propio producto con las indicaciones sobre cómo utilizarla y el tiempo que debemos dejarla actuar.

Cuando haya pasado el tiempo necesario, retiramos la mascarilla y volvemos a limpiar la cara con agua fría. Con esta fase final, eliminaremos todos los sobrantes del producto e impurezas. Nada mejor que terminar nuestra sesión beauty aplicando nuestra crema hidratante habitual.

¿Lista para crear tu propia SPA en casa?

Comentarios

Comentarios