‘La imagen es nuestra primera carta de presentación y cuidarla es un tremendo beneficio’. El doctor Diego Peydro, especialista en Ortodoncia y Ortopedia Dentomaxilofacial, tiene claro la importancia de nuestro aspecto ‘Es importante lo que proyectamos hacia los demás, pero sobre todo vernos bien porque mejora nuestra autoestima’ En este sentido, el ortodoncista reconoce que la estética dental juega un papel fundamental en este campo ‘más del 50% de la atención de la cara la focalizamos en la boca. Por tanto, si queremos mejorar nuestra estética facial es importante que nos enfoquemos en nuestra sonrisa’.

Si de algo pueden presumir celebrities como Gisele Bündchen, Eva Longoria o Emma Watson es precisamente de tener una sonrisa perfecta. Algo que han podido conseguir gracias a la ortodoncia invisible. Justin Bieber, por ejemplo, nunca escondió haberse beneficiado de esta técnica, más bien todo lo contrario: se sacaba la férula antes de las entrevistas e incluso habló de su tratamiento en algún vídeo de YouTube. Khloé Kardashian presumió de dentista en Twitter justo después de terminar el tratamiento, y la top model Gisele Bündchen reveló en una revista de moda que la utilizaba por las noches para mantener los dientes bien alineados. En nuestro país, también son numerosos los rostros conocidos que han dibujado su sonrisa con este método, Amaia Salamanca o el rey emérito Juan Carlos han sido fotografiados con estas férulas.

khloe-garage

Aunque suena novedoso, ‘son técnicas que llevan utilizándose desde hace más de dos décadas’ según reconoce Peydro. ‘Nos permite conseguir resultados excelentes en todo tipo de maloclusiones y diseño de sonrisas. Los aparatos de ortodoncia invisible son prácticamente imperceptibles y, gracias a ellos, ganamos en comodidad en todos los sentidos. Además, estas técnicas han desarrollado unos sistemas de planificación informáticos con los que los doctores podemos realizar una planificación mucho más precisa que con brackets’ afirma el experto. De hecho, una de las mayores ventajas de la ortodoncia invisible frente a otras técnicas es que permite hacer una previsión precisa de lo que puede suceder durante el tratamiento, gracias al programa que lo dirige. El proceso funciona a través de una especie de set up virtual que puede modificarse cuantas veces se quiera, según los avances. Según traslada Diego Peydro el proceso se desarrolla de la siguiente manera ‘primero hay que tomar unos registros de estudio a través de unas radiografías y escáneres. El doctor elabora una secuencia de movimientos dentales predecibles con los programas informáticos. Una vez se lleva a cabo el diseño por parte de los doctores, los alineadores se fabrican en base a los protocolos establecidos por el profesional. Esos alineadores son los que tendrá que llevar el paciente y deberá cambiarlos en función de la planificación desarrollada por el odontólogo’. 

Captura de pantalla 2020-07-02 a las 10.12.50

Al ser extraíble y no tener ninguna parte metálica, este proceso apenas genera molestia ‘Con cada alineador movemos los dientes un cuarto de milímetro por lo que el paciente no se suele quejar por dolor. Los primeros días notan cierta incomodidad pero después se pasa’ reconoce el doctor.

Los efectos se advierten rápido. ‘Para los casos más severos se aprecian en unos 2 o 3 meses aunque lo habitual, en la mayoría de los casos, es que se utilicen entre 14 y 18 meses’ señala Peydro, que reconoce que, en todo caso, el tiempo concreto depende de cada paciente. 

Frente a los brackets, esta técnica destaca por que resulta más estética y cómoda, además ‘en manos expertas, es más eficaz que los brackets pero hay algo que quiera recalcar: lo que hace que sea efectivo o que no lo sea es el ortodoncista. Por eso es tan importante ponerse en manos de un profesional con mucha experiencia en este campo’.

Captura de pantalla 2020-07-02 a las 10.14.29

Comentarios

Comentarios