Nos gusta el porno: Lo grasiento, lo espeso, lo máximo… que nos ponga guarros (hasta la barbilla). Todo lo que podamos lamer a lengua viva y con lo que podamos ensuciarnos las manos nos (te) gusta (no mientas).

Ante tanta aberración, tanta exageración, tanto “más queda menos… metamos más!”, debo reivindicar mi amor por lo puro y lo simple. Que a veces el “back to basics” también es bien, chicos. A veces el sexo sencillo es más placentero (y  duradero….) que hacer el saltimbanquis a lo Cirque du Soleil. No adulteremos lo que ya es bueno y que, por ser tan bueno, sigue dando caña a nuestra generación Insta.

He aquí un virtuoso clásico; elegante y magnánimo. Una declaración de principios que dice (con voz grave y serena, a lo Don Draper): Fuck Yeah.

Ingredientes:

300 gr Harina (normal)

650 gr Harina de fuerza (Harina de pan)

25 gr Levadura FRESCA

15 gr Azúcar

300 ml Agua Templada

Sal

Aceite de oliva

Hierbas Provenzales

Romero (en rama)

Receta:

Mezcla las harinas, la sal y el azúcar en un bol grande.

Por separado, en un un tazón pequeño, vierte la levadura y disuelvela con unas cuantas cucharas de agua templada.

Añade la levadura (ya liquida) a la mezcla de harinas y remueve para que se introduzca. Haz un hueco en el centro y vierte 1/2 del agua en el “pozo”,  junto con un dedo de aceite de oliva.

Mezcla y vuelve a añadir, poco a poco, el resto del agua hasta formar una pasta pegajosa y homogénea.

Cubre el bol con un paño húmedo y déjalo en un lugar caliente/templado, para que la levadura reaccione y la masa doble su tamaño (fliparás), durante 2h.

Transfiere la masa sobre una superficie plana y enharinada y amásala a lo “Tosacana style” (como lo harías con una pizza o con pan). Amasa durante unos 10 minutos, añadiendo un poco de harina extra si es necesario, hasta que la masa esté suave, elástica y no se pegue a tu mano. Sazona con hierbas provenzales (o orégano), dobla la masa y sigue amasando.

*Para ver si la masa está lista, estira un pedazo de masa. Si la masa está lista, debería ser lo suficientemente elástica como para no romperse cuando se estira hacia fuera.

Forma una bola de masa. Engrasa el bol grande con aceite y coloca dentro la bola de masa. Vuelve a dejar la masa reposar en calor, pero sólo durante 5-10 minutos.

Mientras esperas, engrasa una bandeja o una base de forma rectangular con aceite. Coloca la masa y extiéndela hacia los lados. De nuevo, deja reposar la masa, cubriendo la base con un paño húmedo. Esto te llevará unos 30 minutos.

Precalienta el horno a 250ºC.

Con el dedo índice forma (suavemente) pequeños hoyos en la masa. Rocía con aceite de oliva, sazona con sal (yo he usado sal Maldon) y presiona las ramitas de romero, para que éstas se adhieran a la superficie de la masa.

Hornea la focaccia durante 25-30 minutos.

Ala, a comer!!

 

Hoy suena: Renato Carosone – Yes Sir, That’s My Baby

BY: www.godsavethekeic.wordpress.com

Comentarios

Comentarios