Quedan apenas unas horas para que se celebre la sexagésima edición del festival de Eurovisión. A lo largo de estos años, son muchos los concursantes que han representado a nuestro país en este certamen anual y pocos los que han dejado huella en la memoria de nuestros amigos europeos.

Desde David Civera hasta Pastora Soler, pasando por la apoteósica/sublime/inolvidable actuación de Rosa López y hasta Soraya Arnelas, que subió al escenario convencida de que la noche iba a ser para ella. Algunos temazos siguen sonando en las verbenas de cualquier pueblo que se precie (dile que la quiero, que siempre fui sincero) y otros han caído en el olvido tanto como sus protagonistas, y sino que se lo digan a Daniel Diges.

Lo que es cierto es que a estas alturas nadie puede negar el tirón que siguen teniendo algunos triunfitos en nuestro país. ¿Quién no recuerda esa actuación con la que Beth se ganó a toda Europa gracias a su pegadiza canción y ese estilismo de los 90 tan poco currado? Otra cosa no, pero ritmillo eurovisivo tenía.

Y ahora viene la pregunta, ¿quién no se acuerda de Fórmula Abierta? Un grupo formado por algunos de los primeros expulsados de la primera edición de Operación Triunfo que con su single, y canción más conocida para los que no tienen el disco (que por cierto tiene otros temazos como Todos iguales o Yo pido salsa), hizo mover el esqueleto a los que éramos auténticos fans del concurso.

Inicialmente, Fórmula Abierta estaba formado por Juan Camus, Álex Casademunt (en la actualidad instagramer e íntimo de Busta), Javián, Mireia y Geno. Debido a otros proyectos, Alex tuvo que dejar el grupo en 2003 y en su lugar entró Miguel Ángel Silva, de OT2. Su hit Te quiero más fue un auténtico éxito entre las quinceañeras y hasta se convirtió en la banda sonora de un anuncio de Pringles.

Actualmente, poco se sabe de sus integrantes, salvo que Javián participó en una edición de Supervivientes, que es miembro de una orquesta, y que algunos de ellos intentaron relanzar su carrera musical en solitario.

Sus canciones eran de lo más pegadizas. Por ejemplo, otro de sus temas era este Hello my friends con el que apelaban a la amistad y que bien podría llevarse a Eurovisión gracias a ese spanenglish que tanto nos gusta. Del videoclip preferimos no hacer ningún comentario, porque habla por sí solo.

Por eso, aunque estamos orgullosísimos de Edurne y seguros de que dejará el listón muy alto en el escenario austriaco, pedimos que Fórmula Abierta se reúna de nuevo y que vuelvan a las tablas por todo lo alto, en Eurovisión 2016.

Comentarios

Comentarios