Cuando el estudio riguroso de las Ciencias Aplicadas y el gusto por todo lo macabro se unen, la idea más futurista hacia la cual evadir la mente y que podemos sentir en nuestra propia carne es la muerte. Partiendo de este desconcertante postulado nos sumergimos en el esperpéntico universo digital creado por Geoffrey Lillemon, artista multidisciplinar que llega para dejarnos atónitos con sus insólitas propuestas justo cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo, craso error.

La filosofía del absurdo, o absurdismo como a él mismo le gusta denominarlo, es la pieza central y motor de su producción creativa. La escritura y la estética visual presente en sus obras parten de irreverentes conexiones con las figuras icónicas del mundo real y las fantasías de una imaginación tan atormentada como teñida del humor más mordaz y provocativo. Todo ello pasado por la implacable batidora de las herramientas tecnológicas capaces de configurar un espejismo digital cuyos resultados pueden llevarte de la nausea a la carcajada en un segundo o par de megapixeles.

La sexualidad y el nacimiento pasando por la reproducción son temas recurrentes dentro de su imaginario, temas universales los cuales gracias a la tecnología pueden llegar a cotas de interpretación totalmente novedosas y vanguardistas: así de este modo romper las barreras de la propia intimidad para intentar configurar un mañana diferente. Para Geoffrey el momento es ahora y la ruptura con todo el normativismo pretérito ya esta sucediendo gracias a las infinitas posibilidades de la era digital.

Consagrado como uno de los artistas contemporáneos más destacados en cuanto a prácticas digitales se refiere, Lillemon es consciente de la necesidad de pasar al primer plano respecto a la interacción entre el mundo físico y el digital, mezclando medios de producción tradicionales con instrumentos y mecanismos virtuales para de este modo hacer emerger visiones tan reales como ilusorias, mediante las cuales el espectador es participe y obra al mismo tiempo gracias a las dinámicas de actuación.  Fuertemente influenciado por la literatura y la poesía, sus intervenciones proporcionan todo un despliegue de paisajes alucinatorios directamente destinados a revitalizar el subconsciente.

Invitado de Honor del Centro Pompidou de París, ha expuesto en elMuseo Boijmans con su trabajo Like to Death, ha sido el artista y figura central de la campaña de Adidas Collider. Tambien ha trabajado con Bernhard Willhelm, MGMT, Iris Van Herpenc y recientemente a co-dirigido el Miley Cyrus Bangerz Tour junto con Diane Martel. La sedeGeoffrey Lillemon Studio se encuentra ubicada en Amsterdam y para la primavera de 2015 presenta en el Museo MOTI la producción animada titulada The Beast and Sheast Show. 

Instalaciones, video, visuales, editoriales de moda, publicidad, animación, diseño, escenografía, nada se le escapa a este monstruo de la  producción artística, dilatada trayectoria que le ha llevado desde la escena más underground y alternativa, hasta presentaciones en los grandes espacios de arte de reputación mundial. Los adjetivos pueden ser infinitos, pero la capacidad transgresora de su realidad virtual habla y provoca por si sola.

Comentarios

Comentarios