Hace unos días, la empresa Rehtom Inc. colgó en internet un anuncio de trabajo para un puesto de “director de operaciones” con unos requerimientos que daban miedo.

Estas eran las condiciones: un mínimo de 135 horas semanales, sin vacaciones, titulación en Medicina, Finanzas y cocina, capacidad para manejar hasta 15 proyectos a la vez… Y todo ello, sin cobrar un solo euro.

A pesar de la inhumanidad de los que pedían para el puesto, 24 personas solicitaron el trabajo y sus entrevistas fueron grabadas. A medida que el tipo de la empresa describe el trabajo, las reacciones de los candidatos van de la sorpresa a la indignación. “365 días al año? No… Es es inhumano”, dice uno de ellos. Incluso cuando su interlocutor les explica que “los lazos que se generan y la sensación que se obtiene al ayudar a tu socio son incalculables” no parecen demasiado convencidos.

Como suelen pasar con estas cosas, la finalidad era hacer un video motivaciones y ni  Rehtom Inc existe ni la oferta de trabajo era real. En realidad, se trata de una campaña de publicidad para la página de tarjetas de felicitación Cardstore.com. Se acerca el día de la madre, y esta es una brillante manera de recordarnos lo importantes que son en nuestra vida.

En vídeo ya ha sido vitalizado, por supuesto y desde este punto se vuelven a generar las críticas sobre la manipulación de los sentimientos en la publicidad, pero eso no es una historia nueva.

Comentarios

Comentarios