La industria de la moda vive sumida en un continuo cambio.

El término moda es en sí mismo un sinónimo de cambio, tendencia y novedad, esto es una verdad absoluta y su verdadera esencia. Cada día, a cada momento surgen nuevas ideas que modifican las tendencias actuales y cambian su dirección para sorprendernos e imponer fenómenos culturales (como a mí me gusta llamarlos), porque en realidad la moda crea nuevas formas de pensamiento. La moda nos representa socialmente.

Las nuevas tendencias e ideas no siempre siguen el mismo camino. Basta con echar la vista atrás para darse cuenta de la cantidad de corrientes, influencias y cambios radicales surgidos en este ámbito.

Si le pregunto a personas de una generación anterior a la mía quizás puedan ver horrible la moda actual. En cada momento histórico la moda ha tomado uno u otro camino a una velocidad vertiginosa, y ha impuesto preferencias, gustos, formas estéticas que han marcado a cada generación y con las que se sienten identificados; por lo que es normal que no se compartan los mismos gustos (o puede que sí).

Pero volviendo al tema principal, lo anterior me sirve para explicar la diversidad de formas de expresión que se dan en este terreno. Bien pues, parémonos a analizar las tendencias emergentes, de donde vienen y cuál será el futuro de la moda.

Cuando yo era joven (y de eso no hace mucho) se decía la expresión ”ir a la moda” y esto quería decir ir elegante, cuidado, aspirar a lo más caro, a lo exclusivo…pero ese concepto ya está pasado de moda, y nunca mejor dicho, nuevas tendencias estéticas, y no solo estéticas sino cada vez más sociales, culturales y profundamente psicológicas toman el relevo.

La influencia de la moda en la sociedad.

A todo el mundo le gusta ir a la última (quien diga que no, miente), y todo el mundo tarde o temprano se deja influir en mayor o menor medida por las tendencias emergentes. Este es otro punto importante a tratar, el poder que tiene la moda sobre las personas y como puede llegar a influir en los pensamientos y modificar el estilo y la forma de pensar. Quizá sea por presión social, por querer ser el más innovador o por no querer destacar por no serlo, o por simple fascinación, admiración y flechazo de la nueva ropa que imperará la próxima temporada.

El ser humano necesita romper con lo conocido y experimentar. Pudiera ser este otro de los motivos por los que no nos podemos resistir a comprar las ultimas zapatillas que te harán romper con todo lo anterior y creerte el rey del mundo cuando caminas con ellas puestas.

No hay que olvidar tampoco la gran influencia que pueden ocasionar los medios de comunicación, la publicidad, internet, las revistas de moda y un largo etcétera de medios que hacen que elijamos tal o cual cosa para renovar nuestro armario.

Por todos es sabido la gran influencia que tiene Internet en nuestras vidas. Nos pasamos la vida metidos en la red, sirve para todo, y por ello las firmas de ropa no se han quedado atrás y han aprovechado esta plataforma para introducir la moda en nuestras vidas. Involuntariamente estamos al corriente de las nuevas tendencias, y por eso la industria se ha tenido que adaptar a él, las revistas han sacado su formato digital, han aumentado las tiendas online, y el mundo de la blogosfera esta es su máxima expansión.

Sea como fuese, por una razón u otra consumimos moda y esta impone su ley sobre nuestra elección a la hora de comprar o elegir la ropa que ponernos.

La influencia de la sociedad en la moda.

Quizás no vistamos como nos gusta verdaderamente. Quizás vistamos según las normas estéticas de cada momento. ¿Quién decide lo que se va a llevar y lo que nos va a cautivar?

He aquí otro punto importante, es la propia sociedad la que crea la moda, y quien la elige. Nosotros decidimos cual van a ser las próximas tendencias, de repente se te ocurre un diseño, una idea, una combinación que rompe con lo anterior y estéticamente te gusta, y lo llevas a cabo, sales a la calle y más gente te lo ve, y esa gente copia la idea, y esa idea a su vez es copiada, y se impone la nueva moda.

Cierto es que esto es a un nivel muy casero, pero no deja de ser lo que realizan los altos puestos y diseñadores de la industria, crear e idear, producirlo y que esa creación marque tendencia. Esto es lo guay de la moda, la incertidumbre de que nunca sabes lo que va a venir después, todo está en la imaginación. Siempre te puedes desmarcar de la moda y crear nueva moda. El proceso creativo es algo muy complejo y a la vez muy básico, se basado en el estudio de las tendencias anteriores y actuales, la impregnación de diferentes corrientes estéticas, y la inspiración en cualquier cosa, por eso básico porque parte de la nada, de lo mucho o poco que dejemos volar nuestra imaginación; pero su complejidad reside en que esas ideas básicas lleguen a hacerse grandes y se impongan dentro de la industria y sirvan como admiración y nueva inspiración para seguir creando.

Renovación y cambio.

Como he explicado anteriormente las nuevas tendencias surgen por la necesidad de salir de la monotonía e innovar, ahí reside el punto fuerte de esta, en que es efímera (o quizás no, como explicaré). Lo que sí es verdad es que para que un nuevo estilo se imponga tiene que morir otro y caer en el desuso. Se necesita dar un aire fresco, cambiar, renovarse o morir, cuantas veces habéis oído la expresión ”esta pasado de moda”, pues ese es al concepto al que quiero llegar. La moda no es inmortal, al contrario, dura muy poco, las tendencias van y vienen y en un abrir y cerrar de ojos, lo que antes era ir a la última se convierte en algo horrible.

Sin embargo no seamos tan radicales, que en ese proceso de renovación también se puede optar por reinventar el pasado. Cuántas veces hemos oído a nuestras padres decir ”pero si esas gafas las tenía yo de joven” o ”eso se llevaba en mi época”, porque la moda se recicla, el pasado sirve para inspirar o simplemente copiar ya que en una etapa de mucha modernidad e intentar mirar hacia el futuro, de repente se combina con algo del pasado resultando que lo mas molón reside en lo vintage, por esa diferenciación de lo que se esta trabajando. Por eso es que siempre le digo a mi madre que no tire nada de ropa, porque lo que hoy te puede parecer lo más hortera mañana puede ser lo más cool del mercado, y lo confieso, yo soy de los que ha rebuscado en el armario de sus abuelos. El pasado siempre vuelve, ya sea para inspirar, copiar o simplemente tenerlo en cuenta e intentar no ir hacia él.

¿Moda?

Después de todo lo sacado en claro anteriormente cada uno puede tener su opinión respecto a la moda, para mí se resume en una forma de expresión cultural y social. La forma de vestir de cada uno es su carta de presentación, dice mucho de nosotros y va a influir mucho en los otros. Mas allá de servir para abrigarnos o cubrir nuestras intimidades, pienso que es una forma de mostrarnos al mundo, de identificarnos con ciertas ideas y pensamientos, de sentirnos cómodos, de gustarnos, y porque no también de divertirnos un poco, dejar volar nuestra imaginación y jugar con ella.

La moda busca romper con lo anterior e imponer nuevas ideas, que pueden ser aceptadas o no por la sociedad, depende de la permisibilidad de esta, pero una vez se comienzan a utilizar esas ideas, se imponen y son seguidas por la mayoría de la sociedad, al mismo tiempo que comienzan a crearse otras nuevas.

La moda es así.

Comentarios

Comentarios