Diana de Gales (1961-1997) es, todavía hoy, un referente de estilo, veintitrés años después de su muerte. Las hemerotecas del mundo están plagadas de fotos suyas con looks inolvidables, desde los vestidos de gala que lució en decenas de eventos de estado hasta los outfits más ‘casual’.

La periodista de moda Vanessa Friedman se refería recientemente a ella como “una especie de Piedra de Rosetta a la que volvemos una y otra vez, en busca de respuestas a nuestras propias elecciones”. Diana ostenta la categoría de verdadero icono por ser, entre otras cosas, toda una adelantada a su tiempo.

‘The Crown’ recupera ahora varios estilismos emblemáticos de la princesa. Solo para la Diana de Netflix, la encargada de vestuario, Amy Roberts, y su equipo, han recreado hasta 80 modelos.

Entre ellos están, cómo no, las sudaderas deportivas con cuello de caja, una de sus prendas fetiche para pasear en sus tiempos de ocio combinándolas con vaqueros y faldas, y para acudir a entrenar al Chelsea Harbour Club de Londres.

Fue en los años 80 cuando las sudaderas dieron el salto y cambiaron su función meramente deportiva para invadir looks de calle ondeando la bandera del estilo athleisure. Diana mediante esta prenda se ha erigido como elemento fundamental para lucir un perfecto look sport.

Polo-Sudaderas

La firma Polo Club tiene algunos modelos básicos y atemporales muy similares a los llevados otrora por Lady Diana, de aire preppy.

 

Comentarios

Comentarios