Cualquier cosa que califiquemos de vintage está ahora mismo en el escalón más alto en lo que a moda se refiere, y cómo no, también ha llegado a nuestras pieles.

Anclas, golondrinas, corazones, chicas pin ups, dagas, rosas, águilas o el clásico Amor de madre, han pasado de las pieles de marineros recios a las de prácticamente medio mundo.

Si juntamos la estética romántica de la época con las técnicas profesionales del siglo XXI, obtenemos unos colores vivos y logrados con unos trazos mucho más precisos.

Si tienes fobia a las agujas o no estás muy seguro de querer llevar un dibujo toda tu vida plasmado en la piel, tienes otras opciones, grandes ilustradores como Ricardo Cavolo hacen de sus dibujos los nuevos tattoonies, o lo que es lo mismo, tatuajes de quita y pon, tienes muchos donde elegir en TattoonieDesign o Tattly, y por supuesto, realizar tu propio diseño por encargo.

Ya no tenéis excusa para llenaros el cuerpo de tatuajes, si el cuerpo es nuestro templo, ¡decoremos las paredes!

 

Comentarios

Comentarios