En uno de nuestros post más recientes os hablábamos del C-String, un bikini japonés que está causando furor entre aquellos que buscan comodidad y vanguardia a partes iguales. Afortunadamente, la cosa no queda ahí, y es que la última tendencia en China es taparse la cara con una máscara al estilo Pussy Riot a la hora de darse un chapuzón. 

Los medios han apodado este invento facekini y, básicamente, se ha convertido en un imprescindible entre las mujeres chinas, que acuden a la playa con sus máscaras de distintos colores para protegerse de los rayos solares. Y si es naranja mucho mejor, ¡porque repele los tiburones! No obstante, la policía del país asiático ya se ha levantado contra este nuevo invento porque, al parecer, está siendo utilizado a modo de pasamontañas para robar bancos.

Dejando de lado la polémica, ¿qué os parece? ¿Os sumaríais a esta tendencia o sois más de pamela y gafas de sol?

Comentarios

Comentarios