Miramos a nuestro alrededor y lo único que conseguimos ver son grandes salas flanqueadas por muros de hormigón, por lo que más bien podríamos decir que se trata de un garaje industrial y no de un museo. Una vez descubierto este hecho, al salir al exterior descubrimos la ya aclamada fachada del MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León), revestida con paneles de vidrio a todo color, como resultado de la descomposición de la gama cromática existente en las vidrieras de la Catedral de León.

De vuelta al interior del edificio, galardonado con el “Premio Mies van der Rohe” de arquitectura europea en el año 2007, nos encontramos con la muestra “Lo real maravilloso”, llevada a cabo con obras de La Colección MUSAC. La cual conmemora el “Año Dual España-Japón” en colaboración con el MOT (Museum of Contemporary Art Tokyo), donde será presentada al público nipón el próximo febrero.

‘Lo real maravilloso’ gira entorno a cuestiones de total vigencia como la propia realidad en relación con el universo mágico y posible, dotando a la cotidianeidad de un amplio abanico de matices entorno a lo sobrenatural, fantástico o ficticio, ocasionando así un juego de metáforas y parodias que establecen un profundo diálogo entre estas 32 obras seleccionadas de 20 artistas españoles, latinoamericanos y japoneses. Entre los que destacan nombres como los de: Pilar Albarracín, Sergio Belinchón, Diango Hernández, Kaoru Katayama, Julia Montilla y Juande Jarillo, Tabaimo o Tatiana Parcero entre otros.

De este modo la visión de estos artistas internacionales trabaja con el imaginario fantástico de su propia región en comunicación con el extranjero, para  así dejar recaer su atención sobre la percepción de la actualidad globalizada, y las crisis identitarias, así como las de género. Invitándonos a dar una patada de imaginación, como respuesta y confrontación, frente a los desafíos existentes de manera global tanto en la esfera política y económica, como en la visión más introspectiva que tenemos de nosotros mismos en constante crítica. Todo ello encaminado hacia la búsqueda de respuestas, a través del análisis e investigación de las diferentes capas culturales y sociales, para conseguir entender la realidad sin perder la esencia ancestral y mágica del ser humano local, a escala global.

Comentarios

Comentarios