Os deseamos una Navidad llena de amor, birras, polvorones y perversión. No os atragantéis con las uvas. Sobran las palabras.

Compartanlo hermanos!

Comentarios

Comentarios