Que si las horizontales engordan, las verticales estilizan, que si nunca las juntes… Es momento de olvidar esos prejuicios y llenar nuestro armario con ropa a rayas. Pantalones, camisas, abrigos, gorros… ¡no hay una prenda que se libre de esta tendencia! Aquí os traemos algunos ejemplos de cómo conseguir el mejor look utilizando esta propuesta.

Las más utilizadas son las blancas y negras, que otorgan un toque elegante y sobrio. Si te hemos convencido de la genialidad de este estampado, ya puedes adquirir la tendencia en prácticamente todas las tiendas low cost.​ No te rayes, raya tu estilo.

Comentarios

Comentarios