Normal + hardcore. Obama, Chuck Norris, Mark Zuckerberg. Menos es más, bueno en realidad más cutre es mejor. Así es como se define el estilo normcore, trapitos que encuentras en casa y haces como si todo te importara una mierda. Como esta vida te la suda –y la moda lo que más, aunque no te engañes, sabes que no– lo primero que encuentras tirado por casa es la clave para salir a la calle. Unos jeans, bambas Decathlon y un polo del Lidl son más que válidos.

Menos burla, sabes de sobras que todo empieza a cachondeo y al final acaba reafirmándose –y si no fíjate en el rollo calcetines blancos + chanclas, algo que odiabas a muerte y solo te permitías el lujo de aceptarlo en los guiris, pero ahora no puedes evitar llevarlo 4 veces por semana. El caso es que el hipster, el moderno de mierda ha muerto ya y con él está a puntito de hacerlo el cyber, seapunk. Tú que primero fuiste un apasionado de las gafotas, después de las gorras con la visera plana estampado de palmeras, más adelante de las Nike Roshe ¿y ahora qué? te debes estar preguntando, como mínimo.

Pues ahora amigos se viene una ola de horteradas varias, bueno en realidad no se trata de horteradas, más bien de consultar con tu padre o con tu abuelo cual es el outfit perfecto. Sí, sí, sí, la respuesta la tienen ellos. Nunca te habías parado a pensar eso ehh? Si es que más fácil no puede ser. ¿Te acuerdas de cuando íbas a la montaña con tus papás y te llevabas bocatas de jamón rancio y pan cual chicle? Pues intenta recordar la ropa que te hacía poner tu querida mami. Algo así. La querías matar pero en ese momento no sabías que ella fue siempre unahipster auténtica, un paso por delante de todas las demás mamás. Ahora no puedes hacer otra cosa que agradecérselo joder, ah y pedirle pasta para ir al Pryca de shopping.

Comentarios

Comentarios