Si vas por la calle y ves un perro de estos te quedarás mirando hasta chocarte con una farola, te irás corriendo a meterte debajo de la cama o lo más lógico es que saques tu móvil de última generación imprescindible en el bolsillo de cualquier víctima de la globalización y le hagas una media de tres fotos para publicarlo en Instagram.

Aquí va una selección de los que más nos asustan/encantan, hay para gustos, colores y sexos:

Comentarios

Comentarios