Bolsos de cuero personalizados y únicos cosidos a mano que nacen para ‘luchar’ contra las producciones industriales en masa.

Melina Carranza, así se llama la joven diseñadora de la firma ¨Bitácora de oficio¨, que reafirma en su proceso de trabajo aquello de que la imperfección es bella, ya que cualquiera de sus piezas posee la perfección en la ausencia de ésta, según cuenta la joven creadora.

La idea de este negocio parte de la manufacturación y diseño de la piel únicamente con sus dos manos, elaborando cada una de las piezas mediante las técnicas más tradicionales.

Melina se encuentra, según cuenta en su blog, en un apartado de su vida dedicado a la reinvención personal y dedica oficio a la creación de piezas funcionales, estilosas y muy especiales; siempre usando piel de primera calidad, procedente de los alrededores de España, que dan a los bolsos de esta marca un envejecimiento óptimo de la propia piel.

Un complemento accesible y personalizable con tu propio nombre que te acompañará durante generaciones. Echa un vistazo a la elaboración y el tratado de las pieles de la firma.

Comentarios

Comentarios