Sí, has leído bien. Si hace un año la moda era teñirse de colores los pelos de las axilas, ahora, este año, lo que es guay es ponerse purpurina en el sobaco.

Esta nueva tendencia nace con la idea de romper los cánones establecidos y demostrar que las mujeres pueden todo.

Si creías que lo de la purpurina en las raíces o en las barbas era demasiado, ahora te parecerá naïve en comparación con las axilas llenas de colorines. Si quieres buscar más fotos en Instagram, el hashtag es #gllitterpits.

¿Te atreves con esta nueva moda?

Comentarios

Comentarios