Algunos lo llaman rentrée. Otros, vuelta a la rutina. Cuando se trata del fin del verano y de las vacaciones y del consecuente regreso a la vida de otoño, cada uno tiene no solo su manera de nombrarlo, sino también de afrontarlo. Unos lo encaran con pena; otros, con ganas.

Los del segundo grupo tienen ganas de volver y, por qué no, también ganas de estrenar armario. Y es que la rentrée, sujeta a conceptos como entretiempo o veroño, da mucho juego a nivel estilístico. En estas semanas intermedias, todo vale. Valen los bikinis con pantalones de vestir, las americanas con sandalias y también las mallas de ciclista con camisas oversized. Quedémonos ahí, en la ropa deportiva, pues esta nos será más útil que nunca para formular estilismos súper apetecibles.

Lo hemos visto en Instagram. Chicas como Emili Sindlev, Chiara Ferragni o Thora Valdimars recurren a sus leggings y tops deportivos para armar looks que poco o nada tienen que ver con una sesión de entrenamiento. El secreto está en combinarlos con prendas completamente descontextualizadas de lo deportivo y arriesgar con los complementos.

Con americana, zapatos de tacón y gorra

Rentree

La danesa Emili Sindlev ha conjuntado su look de gimnasio con una americana beige de factura masculina y oversized, una gorra retro, unos zapatos de tacón semitransparentes y un bolso de lujo. De esta forma, el estilismo se hace perfectamente ponible para una tarde de paseo o una mañana de recados.

Con zapatillas y chaquetita clásica

Rentree-2

En este caso es Chiara Ferragni quien dota de elegancia a unos sobrios leggings negros. La italiana los combina con un cárdigan con detalles joya y unas zapatillas deportivas con plataforma. El toque rosa del bolso es sobresaliente.

Con trench y botas militares

Rentree-3

Quizás es esta la forma más arriesgada de trasladar lo deportivo al terreno de lo casual. Thora Valdimars, sin embargo, es pura inspiración con su estilismos formado por un conjunto de mallas ciclistas y camiseta deportiva, una gabardina de (efecto) piel de cocodrilo y unas botas altas de suela tocha.

Con jersey marinero y zapatillas

Rentree-4

Este es, quizás, el estilismo más replicable de los cuatro propuestos. Camillle Charriere combina, en un look cómodo y funcional, unos leggings cortos con zapatillas de estética noventera, calcetines altos y un suéter marinero idóneo para mañanas y noches de entretiempo en las que las temperaturas bajan.

Algunas opciones:

Zara-1

Leggings de Zara

Mango-1

Leggings de Mango

Onne-1

Leggings de Ônne

Fastlove-1

Leggings de Fastlove

Comentarios

Comentarios