Todo lo que hace, canta, toca, dice o graba Rihanna es guay y mola. Es así. No es discutible. Si pensábamos que Beyoncé es la reina, en realidad, la visionaria, la primera negra que se convirtió en imagen de una casa de alta costura, Dior, la primera que ha batido records de ventas y la que tiene una visión de la moda futurista y rompedora es Rihanna.

De hecho, acaba de lanzar su primera colección de gafas de sol para Dior. Es la primera vez que uno de los embajadores de la firma diseña una colección de gafas, o de cualquier cosa, para la firma de alta costura. El precio de las gafas oscila entre unos 800 y 1.900 dólares (ouch), es decir, que las de colores son las más baratas y las que tienen chapado en oro y plata, son las más caras.

La colección se llama Rihanna, tal cual, y estará disponible en las tiendas Dior a partir de este junio.

¿Cuándo y dónde saldrán las falsificaciones decentes que nos podamos permitir?

 

Comentarios

Comentarios