Se abre el telón. Aparece un chaval vestido con americana y pantalones pitillo acompañado de un ukelele. El público se queda inmediatamente en silencio y Sala Elassi, vocalista del grupo Sala & the Strange Sounds, comienza su repertorio. Las cuerdas del pequeño instrumento empiezan a vibrar al ritmo de Kali Ali, una breve pieza llena de dulzura en la que reflexiona sobre las dudas existenciales de nuestra adolescencia: quién soy y qué quiero hacer con mi vida.

Desde el momento en que pisan las tablas sabemos que este grupo, con cinco años ya de experiencia sobre los escenarios, va a dar mucha caña. Su espíritu es de lo más garagero y hasta han sido comparados con bandas de gran prestigio como The Strokes o The Clash, gracias en parte a las críticas letras contra el sistema que enriquecen su discografía. Su primer disco, “I’m alive”, es todo un canto a la libertad y ahora vuelven pisando fuerte para presentar su nuevo álbum, que ya lo está petando gracias a su single “Fotomatic”, una canción que parodia la ya más que extendida moda de los selfies.

Y así, entre acordes que nos transportaban a los años jóvenes de los Ramones y odas al rock and roll, el grupo se fue ganando poco a poco al entregado público que vibraba con sus canciones. Se atrevieron a dedicar canciones a los gilipollas, animaron a gritar con “Shout” por todas esas relaciones que fracasan y, ni contratiempos como un apagón de luz, pudieron con su fuerza. Agarraron los bártulos y al borde del escenario, improvisaron un acústico, ¡ese es el espíritu!.

Pudimos comprobar que si algo les caracteriza es su animado y enérgico directo, donde se han ganado a sus fans uno por uno, un público de todas las edades que el pasado viernes acababa exhausto –cerveza en mano- brincando al ritmo de “Yes sir, I can boggie”, canción  editada en colaboración con Mayte Mateos, de Baccara. Su objetivo sigue siendo no dejar indiferente a nadie y Sala & the Strange Sounds lo están consiguiendo.

Fotografías: Cristina Barroso

Si te molan los grupos cañeros que se atreven a tocar la guitarra con un botellín de cerveza o ponerse bolsas en la cabezapara divertirse aun más en el escenario, ya puedes escuchar su primer disco disponible en Spotify.

¿A qué estás esperando para conocerlos?

Comentarios

Comentarios