¿Quién dijo que las segundas partes nunca fueron buenas? No con Sofles. No con Selina Miles. No con todos y cada uno de los que han aportado algo para que Limitless vea la luz. 

Secuela de “Infinite”, esta nueva entrega vuelve a dejarnos con la boca abierta en un ejercicio de creatividad y talento delante y detrás de la cámara. Si aún no lo has visto, prepárate para 5 minutos de orgasmo graffitero.

¿Cuántos botes de spray se han podido utilizar en este vídeo? ¿2000? ¿3000? Da igual, existe la leyenda de que cuando uno llega a su nivel exhala pintura por la boca como si de una pistola a compresor se tratara. Extraño aliento debe tener Sofles entonces…

Acompañado a los sprays por Fintan Magee, Treas y Quench, este artista australiano explotó toda su creatividad sobre las paredes de un pabellón de Brisbane antes de que fuese demolido. Selina Miles firma una vez más un vídeo en formato hyperlapse que retrata a la perfección el curro que se pegaron estos cuatro escritores. La guinda del pastel la pone DJ Butcher con una banda sonora a medio camino entre el dubstep y el drum n bass.

Comentarios

Comentarios