¿Hacerte un tatuaje sin saber lo que te van a dibujar?

Este es el proyecto del tatuador Scott Campbell. Se llama Whole Glory y consiste en que varios desconocidos se sentaban, metían la mano en un agujero y se dejaban hacer cualquier dibujo. ¿El resultado? Cientos de personas que esperaron para hacer cola en Brooklyn, Nueva York, ¡sin saber qué es lo que les iban a hacer!

¡Puedes ver el resto de las caras de sorpresa en el vídeo!

Comentarios

Comentarios