En estos días, ya no resulta tan extraño el mirar a la gente o hacia cualquier lado y encontrar y ver que cualquier persona tiene un smartphone en la mano. Si hace unos años eso era impensable, ahora es más que común el encontrar a las personas mirando hacia abajo y tecleando compulsivamente su teléfono móvil.

Por eso, el artista y fotógrafo Eric Pickersgill ha realizado la serie fotográfica Removed, en la que imagina cómo se verían los niñas, las mujeres y los hombres si mantuvieran las poses normales si los teléfonos.

El resultado es bastante curioso y triste, ya que, si te das cuenta, cuando observas las imágenes descubres que la gente parece idiota y no te imaginas qué aparato hace que estén tan pendientes de sus manos.

Una interesante reflexión que te hará pensar sobre la importancia de la tecnología en nuestros días.

Comentarios

Comentarios